Buscar

La casa espejo: La diferencia entre entender e incorporar

Todo aquel, que como yo, se dedique con frecuencia a las labores domésticas, sabrá lo rápido que puede desaparecer la limpia faz del suelo recién trapeado o la cocina impoluta con el último traste lavado. Ordenar la casa, limpiar, asear, despejar un escritorio, vaciar un closet, son verbos que de sólo pensarlos a algunos los dejan cansados, mientras que otros se sentirán motivados e inspirados para “empezar”, a veces con el vano afán de la gloria protectora de la asepsia, a v