Buscar
  • Ana Lucia Acosta B. @unpuentereiki

EL NIÑO INTERIOR y el PODER de manifestación.

Actualizado: ene 29


La radiancia del niño interior y su pleno potencial creador, sólo puede expresarse en tanto se haya liberado del hollin de los juicios, prejuicios y reclamos con el que quizá creció en las sendas de la infancia y en el que se petrificó para ser aprobado, para sobrevivir.


Es entonces el Niño Interior herido, un aspecto de nuestra psique "hechizado" de muchas maneras por el ambiente ideológico y moralizante en el que transcurre la niñez, ambiente, que por un lado, es necesario para fortalecer las habilidades que le permitirán ser parte de un grupo social y adaptarse a su entorno, y en otro sentido, un poco más sombrío, juzga y modela la personalidad en construcción al gusto del entorno, desde el nivel de consciencia de sus principales cuidadores.


En esta LUNA LLENA de hoy, 28 de enero del 2021, LUNA LLENA EN EL SIGNO DE LEO, se consolida un portal de energía en el cielo como en la tierra, para abrirnos a reconocer las huellas de los registros anímicos y corporales de nuestra infancia, para abrirnos a la expresión del fuego individual en plena consciencia del AMOR que somos.


Se abre un tiempo de creatividad y hallazgo, de autocuidado consciente, que pide ocuparnos de nuevas y genuinas maneras, de las huellas de traumas y situaciones del pasado, que hayan derivado en comandos repetitivos de negación del poder personal. A través de la via terapéutica que más te resuene, sin buscar soluciones de prisa, caminando con entusiasmo el ritmo de la tierra. Si es tu deseo, voluntad y compromiso, podrás abrirte a uno de los regalos profundos que puedas darte y darle al vinculo con tu Ser esencial. Se trata de un regalo indeleble, para un tiempo que nos pide encarnar, es decir hacer cuerpo, materializar de una forma más íntegra el arte de SER HUMANOS.


Se abre una nueva puerta, única para cada individuo, para sanar, es decir para ver, entender y resignificar (no se trata de borrar o erradicar) la herida de separación, para vincularnos desde el gobierno de su Majestad el Corazón, en genunino respeto por nosotros mismos y por tanto, por el otro. Esto nos libera de la megalomanía que lleva al narcisimos de muchos de los "adultos" que somos y hemos sido, invadidos por el trauma del niño herido, que a veces, está pleno del deseo de que el mundo gire a su alrededor o, se aisla y acoraza su poder personal por el miedo a ser visto, a amar, a brillar y quizá ser "abandonado".



Este es un momento para afianzar el reconocimiento de nuestros talentos creativos, el juego lúdico de la expresión como individuos y como colectivo, un juego en serio que abona la capacidad de liderar procesos en la vida personal y social, sin encarnar el arquetipo del martir - salvador, que confunde a menudo sacrificarse (y cobrar luego), con el arte del sacro - oficio del Amor.


Ese Amor que entiende del SI, como del NO, que apela a la libertad de SER para poder CRECER. A veces por tanto, el maestro corazón (que conecta a LEO y al Sol) le muestra al mar del sentimiento y la memoria (la Luna) y a la capacidad de vincularnos en verdad y belleza (Venus), que muchas veces, como diria el artista: "PODER DECIR ADIOS, ES CRECER".


EL NIÑO INTERIOR Y EL PODER DE MANIFESTACIÓN


A pelando a la sabiduría del libro REIKI - El camino del corazón de Walter Lübeck: "Te habrás percatado de que con dificultad a veces se cumple lo que pedimos en nuestras oraciones ¿Por qué? Se precisa la colaboración del niño interior para que la oración se transmita desde el YO medio (la personalidad básica) al YO SUPERIOR el mensaje. En el caso de que el niño interior se considere indigno de establecer contacto con Dios (la Fuente de Vida o poder trascendente e inmanente) o cuando estime que el ruego es "inmoral" o ilícito, se negará a colaborar y no habrá contacto. Los juicios del niño interior no están presididos por la lógica, sino por un esquema adquirido de las ideas morales, dogmas y juicos que en la mayoría de los casos provienen de los principales cuidadores de la infancia, o directamente de los padres del individuo".


"Un ejemplo de interrelación entre los segmentos de la expresión de la consciencia a través de la personalidad, lo constituyen los poderes de ciertos sanadores espirituales. Mientras no piden dinero por sus servicios, su niño interior está persuadido de que es lo suficientemente puro para albergar la energía cósmica y se muestran capaces de ser canales curación. Pero en cuanto cobran algún dinero por su labor, el niño interior considera que se trata de un acto inmoral, contrario a la voluntad divina, y ya no se atrave a solicitar la energía curativo que llega a través del Yo Superior. ... Otros sanadores que no han interiorizado esta estructura moralizante pueden aceptar sumas importantes de dinero y realizar curaciones maravillosas. Todo depende de los rasgos caracterológicos que hayamos ido desarrollando"*


En el próximo SEGUNDO NIVEL DE REIKI - programado para el 20, 21 y 23 de febrero del presente año, ahondaremos en cómo dirigir energía de sanación a los distintos aspectos de la consciencia que cocrean a través de nuestra personalidad - cuerpo, aprovechando las LLAVES o SÍMBOLOS de sanación para enviar Energía Reiki a través del espacio - tiempo, pasado - presente - futuro, y aportar así a esta senda, proceso de AUTORECONOCIMIENTO.


Conoceremos la interrelación de esos "segmentos" del YO, a través de las categorías que le maestro Walter Lübeck llama el YO MEDIO (personalidad conciente - basica) El niño interior (por un lado, es la memoria que ha almacenado la carga emocional que deviene de las experiencias de la infancia y queda codificada en el CUERPO MENTAL - que toca todos lo chacras y por el otro, contenedor de la semilla del pleno potencial creativo del individuo y es puente innequivoco con el YO SUPERIOR) y el YO SUPERIOR, vinculo con la dimensión espiritual del Ser, guía y conexión con la Fuente de Amor Universal.


Queremos aprovechar para recordarles a todos los reikistas y personas interesados en el encuentro ritual - ceremonial con los ciclos de la Tierra y la mónada celeste, que este año, estaremos celebrando LAS LUNAS NUEVAS.


¡Comenzamos el próximo jueves 11 de febrero, aperturándonos a la magia de la siembra de nuevas semillas! A la renovación de nuestra energía psiquica y fisica, bajo la guía de la fertil oscuridad radiante, del vientre de la tierra y aquello que nos ha costado ver como potencial y que aun permanece en la sombra. Del mismo modo, ver y resignificar las heridas que pueden haber anegado la creatividad y el amor que permite la cosecha de entendimiento y libertad de SER.


* LÜBECK WALTER. Reiki, el camino del corazón. ED. Sirio, 1994.




Ana Lucia Acosta Bedoya

Maestra y terapeuta Reiki Aymaluz.

@unpuentereiki


122 vistas0 comentarios
 

©2020 por Un puente Reiki. Creada con Wix.com