Buscar
  • Ana Lucia Acosta B. @unpuentereiki

LUNA LLENA EN TAURO - 31 DE OCTUBRE 2020

Actualizado: oct 26

LUNA DE IMPULSO PARA UN NUEVO ARRAIGO en equilibrio, placer y abundancia.


TAURO, es un signo de tierra, férreo en su voluntad, convicciones y apegos, con un pragmatismo y afición por la seguridad que le ofrenda lo material, los recursos financieros, el nivel de confort básico y de arraigo que es necesario para la supervivencia. Esto hace que el torito, asome “sus creativos cuernos” abriéndose camino en un ambiente brumoso y difícil.

¿Te has sentido embestido por este tiempo? o

¿Crees que has tomado el toro por los cuernos?

¿Sientes desorientación frente a la consecusión de tus recursos económicos? ¿Conoces la función del ahorro en tu vida? ¿Ahorro de dinero y energía?

¿Te sientes sobreviviendo y no viviendo?

¿Te maltratas como se maltratan los bueyes de carga? O ¿Ya encontraste un trato respetuoso y placentero para con tu cuerpo y materia?


Para responderte conscientemente estas preguntas, conviene mirar a la tierra, conversar con los ancestros y ajustar el peso del viaje por tu propia cuenta conectando con aquellos y aquellas que te han antecedido, puedes iniciar un proceso de terapia, vivir quizá una constelación familiar, en últimas, tomar acción, pues no todas las cargas se asientan en el camino. A veces hay que intentar nuevas formas de liberar y transmutar esos pesos que te agobian.


Nos encontramos aún en un contexto mundial e individual expuesto al ritmo de lo imprevisible, de lo inesperado, recordemos que Urano (planeta asociado a lo sorprendente y repentino) también está en Tauro. Este nuevo ritmo planetario de cambio irreversible, es posible que haya fortalecido a algunos, haciendo vibrar sus cualidades espirituales más altas para adaptarlas al nivel de realidad concreta y cotidiana.

Pero también ha cansado al extremo a casi todos y con la fuerza incontenible de un MARTE en Aries y retrogradando, busquemos quimeras externas cuando no incendiarias, para abrir caminos desde el miedo, el hastío o, por el contrario, desde un sensato grito de empoderamiento innovador y de auto-referencia.




Es tiempo de asumir que ha cambiado nuestra forma de relación con lo económico, con lo relacional cercano y con la vida social, pues el llamado es a un transformación radical de nuestro vínculo con la GRAN MADRE VIDA y con LA TIERRA como su máxima manifestación.

Es un momento para revisar desde qué lugar de adaptabilidad y creatividad podemos y merecemos asumir la vida. No desde sobresfuerzos vanos que la debilitan, a ELLA a la Tierra y nos debilitan a nostros también.


Tauro rige la boca y la garganta, así que desde la forma en cómo te nutres y el tiempo que dedicas a dormir, hasta la higiene de palabras, pensamientos y creencias que te laceran y te dejan el Alma anémica, serán parte de los chequeos a hacer.

El viejo orden de prioridades en relación con la supervivencia, la seguridad y la confianza ha muerto y si no, está a punto de morir. Y es allí mismo donde asoma un nacimiento de un orden más claro y estable, inesperado para el ego, genuino para el Alma.

La Tierra hablará con fuerza, se expresará de formas únicas como sabe hacerlo, con la Luna en Tauro y Urano en el mismo lugar. Es por esto preciso, justo y necesario abrirnos a los cambios individuales que debamos hacer, para mover con la MADRE la aguas y los cimientos de la realidad. Y si lo qu queremos es NO aumentar las cuotas de dolor y sufrimiento, NO generemos una estampida en contravía y resistencia al caos aparente, al movimiento ordenante mientras el conocido panorama politico y social tambalea.

Este signo regido por la amorosa VENUS y sus dádivas de encuentro, de vínculo, de una ciclicidad femenina que siempre reconoce lo que muere y lo que nace, apunta en este tiempo y con esta luna, hacia un reencuentro consciente con la MATERIA – CUERPO, recordándonos que la cualidad de la BELLEZA, es propia de la armonía y el equilibrio que surge de una VERDAD. La verdad frente al cuidado que establecemos con nosotros mismos y por tanto con el planeta.



EL ENCUENTRO CON LOS MUERTOS Y EL LEGADO DE CARENCIA O ABUNDANCIA


La luna de SAMAHIN, el año nuevo Celta asociado a estas fechas, así como el Halloween y el Día de todos los santos, se mezclan en el entramado colectivo casi siempre en "una ceremonia" inconsciente, con muchas conversaciones pendientes con lo que vive en nosotros de aquellos que ya partieron.


La luna y Urano, ambos compartiendo el espacio en TAURO, nos invitan entonces a renovar procesos, a reconocer las cargas ancestrales y emocionales asociadas a la relación con el dinero, la subsistencia, la abundancia y el placer, así como asumir los dones y baluartes ocultos y heredados. Usa la vía terapéutica que precises, las manos en conexión con el corazón serán grandes aliadas para hallar paz y entregar paz a otras dimensiones de consciencia, encuentra tu forma y conversa en protección y amor liberador con tu linaje.


Permitete bajar la información del cielo a la tierra, a abrir nuestros canales de percepción para encarnar con pies en tierra, los dones y talentos propios, los recursos a disposición de una humanidad que entenderá poco a poco, una nueva forma de comunicación y de co-creación solidaria (Mercurio en Libra). Saliendo de la ambivalencia perfeccionista y paranoide y entrando en un diáfano servicio a sí mismos y a otros.



Hathor, Diosa Egipcia, “La dama de los orgasmos y los goces terrenales“, por su carácter festivo y lúdico y “La dama de las bellas guirnaldas” por su vinculación a la emblemática belleza del cuerpo y la Diosa que alimentaba y hablaba con las almas de los muertos.

LOS DUELOS ocultos, la relación con la MUERTE y el placer de estar VIVOS:


El Sol en Escorpio nos dice que es tiempo de afinar cierres en relación con duelos antiguos, temas que están llamados a morir y muy especialmente, tiempo para reconciliarnos con la MUERTE como una forma de nacimiento y con los muertos, como parte de la VIDA.

VENUS a su vez, (regente de TAURO y estando en LIBRA) siempre nos mostrará un camino para morir y renacer en todo aquello que toca lo relacional, en el nivel social como íntimo, de pareja y de manera especial en la relación con nosotros mismos.


Vuelven a emerger las historias de nuestra infancia y adolescencia, que dejaron huellas de vacío que hemos buscado llenar con sucedáneos externos: objetos, rutinas, relaciones, consumos a los que muy especialmente en el ciclo que cierra y abre esta luna, y en la recta final del año 2020, seremos impelidos a soltar y a sanar para abrirnos desde nuestro centro sexual y creativo y conectando el corazón al placer, a la sexualidad consciente, a la abundancia material.

Pero esto toma tiempo, de nuevo la prisa y la impaciencia serán la peor consejera, hay que ir lento como Saturno y revisar a profundidad la filigrana del tejido relacional. El CAMBIO en estos tiempos ya no admite superficialidad, es radical, es plutoniano.

Es un tiempo en donde los duelos pasados y ocultos saldrán a flote, así como la información desconocida a nivel consciente, es parte del balance equilibrador de la LEY de la vida. Y todo estará bien, ya lo veremos también, así de momento el panorama parezca hostil o injusto.


Kwan Yin y el rayo violeta del perdón, la paz, la transmutación y el divino consuelo.


De ahí que la mirada misericordiosa y compasiva sea indispensable, para ponerse al día con esos asuntos que claman perdón y aun bloquean la expresión de la energía de AMOR y la AUTOACEPTACIÓN PLENA Y CONCILIACIÓN CON EL RITMO CAMBIANTE E INTELIGENTE DE LA VIDA.

Acompañanos el sábado 31 de octubre, en este encuentro mensual de conexión con el portal del corazón para favorecer el tránsito de nuestra consciencia humana a un nuevo nivel de manifestación consciente en la Tierra.


HORA: 4:00 pm

VÍA zoom.

lNVERSIÓN: $22 mil.

Recuerda que es con INSCRIPCIÓN PREVIA (Hasta jueves 29 de octubre)

Mayores informes:

reiki.aymaluz@gmail.com


¡REIKI POR TI, REIKI POR LA TIERRA!


Te invitamos a ver el video de esta invitación en el siguiente link:








72 vistas
 

©2020 por Un puente Reiki. Creada con Wix.com