Buscar
  • Ana Lucia Acosta B. @unpuentereiki

MUDRA del estómago – un paso atrás, no hay problema

Diferenciemos una sana defensa (dar un paso atrás) de la defensividad (miedo persistente):

Perdemos atención, cuando vivimos en tensión.  Estar atento es distinto a estar en modo alerta. La defensividad, una de las características de nuestro humor cotidiano en un sistema social y cultural que lastimosamente nos invita de múltiples maneras, explícitas y encubiertas a estar en guardia, es una de las actividades cerebrales, emocionales, orgánicas que más drenan la energía de nuestro cuerpo y afecta de distintas formas nuestra salud.

El estómago, esa víscera alquímica, dónde digerimos y transformamos no sólo los alimentos también las vivencias, necesita bastante apoyo por estos días.

Este es el gesto que Gertrud Hirschi en su libro Mudras para el cuerpo, la mente y el espíritu nos recomienda. Puedes hacerlo intercambiando la mano que recibe el toque de la otra, es decir es conveniente hacerlo con las dos manos.


El poder del gesto + una adecuada respiración:

Este mudra fortifica el estómago y calma los nervios. Acompañado de una respiración rítmica, fluida y pausada por la nariz, le recordarás a tu cuerpo de dónde adquiere el combustible esencial para asimilar cualquier proceso, del aire, del prana. Desde el alimento cotidiano hasta las experiencias gratas o no de la vida serán más digeribles.  Realiza con  el pulgar una suave presión sobre la otra mano, justo en el punto asociado a estómago en reflexología.

En esta oportunidad, te sugiero que mientras lo haces, emplees una respiración en 7 ritmos. Es sencillo en realidad más que inhalar en 7 tiempos, inicialmente te invito a contar hasta 7 mientras inhalas, hasta 7 mientras retienes, y 7 mientras exhalas. Si es dificil al inicio, comienza haciéndolo con la frecuencia de 3, 3 al inhalar, 3 sosteniendo, 3 al exhalar.

Decreto:

La calma y la ecuanimidad son aliados de mi fuerza interior.

Recuerda que muchos dolores de cabeza surgen realmente por trastornos digestivos, hablo de esos “dolores de cabeza” tanto aquellos del tipo migraña o cefaleas, como esos conflictos cotidianos en la comunicación y en las relaciones con los demás a los que solemos llamar del mismo modo. Esta zona de nuestro cuerpo está asociado a lo que se conoce como el PLEXO SOLAR o centro emocional, esa fuente de energía que nos permite mantenernos en nuestro centro, cuando todo afuera o adentro se estremece.

Muchas gracias por atreverte a salir de la rutina un instante y regalarte unos minutos diarios de pausa y silencio cada día. Alguien allá afuera en la calle,  cuando vas al volante,  en el trabajo, en casa, en la vida te agradecerá la dosis de PAZ que aportas. Tu mismo lo agradecerás.


 

©2020 por Un puente Reiki. Creada con Wix.com