Buscar
  • Ana Lucia Acosta B. @unpuentereiki

MUDRA DEL MES: Libérate de la ansiedad


“VERSO XLV del TAO TE CHING

La mayor perfección para imperfecta

y, sin embargo, es inagotable.

La mayor plenitud parece vacía,

y, sin embargo, su eficacia es ilimitada.

La gran rectitud parece torcida.

La gran inteligencia parece estupidez.

La gran elocuencia parece balbuciente.

La gran verdad parece falsedad,

El gran debate parece silencioso.

La actividad vence al frío,

La inactividad vence al carlos.

La quietud y la tranquilidad ponen las cosas en orden

en el universo.”

El MUDRA DEL VALOR o la CONFIANZA:


Cuando atravesamos por situaciones de fuerte movimiento emocional que nos generan grande niveles de ansiedad, todas las alarmas corporales y mentales suelen disparar los sonidos de sirenas que gritan a viva voz:  “tengo qué ..”  tengo que hacer, decir, sentir, tengo que lo uno o lo otro, nos instalamos en el sentido de urgencia y drenamos nuestra energía vital mientras nos nutrimos del miedo.

Practicar el NO ESFUERZO, no es una invitación a la evasión, o al “como si nada pasara”, es reconocer nuestra FUERZA y desde ahí salirnos del esquema de tensión en la acción, pues desde ese nivel de fuerza, centrada e inagotable, el sobreesfuerzo y la ansiedad resultan innecesarios. Es ahí cuando el verso del TAO TE CHING se torna vívido pues vemos que: La quietud y la tranquilidad ponen las cosas en orden

en el universo.

“Este mudra que proviente del Japón siempre ha ayudado a hacer frente a las preocupaciones, el miedo o la ansiedad, y nos recuerda que existe un poder, una fuerza, que todo lo guía, apoya y protege” (Gertrud Hirschi – Mudras para cuerpo, mente y espíritu. Ed. Gaia”

CÓMO PRACTICARLO:

Puedes practicarlo de 3 a 5 minutos, tres veces al día si reconoces que estas atravesando por un fuerte momento de ansiedad, o simplemente cinco minutos en el momento del día que prefieras. 

Con tu mano derecha tomas el índice de la mano izquierda, mientras los demas dedos de esa mano permanecen extendidos y relajados. Al tomar el índice de la mano izquierda puedes inhalar mientras haces una presión sobre ese dedo, por unos segundos retienes el aire nutriendote de prana, y acto seguido exhalas suavemente relajando la presión y sintiendo como tu plano mental y emocional se liberan de cualquier carga de ansiedad.

Si lo deseas puedes hacer el mismo ejercicio con la mano contraria, en esta oportunidad la mano izquierda tomaría el índice de la mano derecha.

 

©2020 por Un puente Reiki. Creada con Wix.com