Buscar
  • Ana Lucia Acosta B. @unpuentereiki

Un árbol, una invitación silenciosa …



​​Raíces cimiento … búsqueda en lo profundo

Ramas… brazos abiertos en exploración celeste

Corteza protectora … atavío de historias en la piel

Follaje, abrigo, frescura plena de vida, serpenteante, activa.

Ahuehete, un árbol, un hombre de agua de 2000 años,

un ciprés sabino contándonos una América oculta en su pródiga sombra.


(ÁRBOL DE TULE – OAXACA – México)


Los saludo desde el corazón, recordándonos esa posibilidad de escuchar eso que los árboles quieren contarnos. Al inicio del año, a través del proceso de canalización y conexión con los ángeles que nos ofrece AYMALUZ, se nos compartió la información sobre la labor que esos silenciosos seres a los que llamamos árboles estarían haciendo con particular fuerza a lo largo de este 2015.  Los árboles, como grandes antenas de integración energética cielo – tierra,  se encuentran apoyando silenciosamente nuestros procesos de enraizamiento en medio de los cambios profundos que vivimos en este ciclo como individuos y como colectividad.

Observarlos, “respirarlos con los ojos y con la nariz”, incorporarlos al contemplarlos, desde la piel y con el corazón, abrazarlos, agradecer su florecimiento como sus mudas y cambios de ropaje, son sencillas y placenteras formas de relación con estos seres. Sabernos rodeados por esa red de infinitas conexiones visibles e invisibles con la vida, en bosques y riberas, en nuestras calles y campos. Vernos en ese espejo natural  de algo que en nosotros ES, es una grata posibilidad a agradecer.

Hoy quiero ofrendar esta imagen del legendario árbol de Tule, conocido por ser el árbol con el tronco más ancho el mundo. Y que lleva plantando allí en el estado de Oaxaca en México  más de 2000 años, como un recipiente vivo de la historia de un país que bien podría ser en síntesis la historia de toda América.

Que este símbolo de lo que permanece en medio de la transformación, como vínculo, como raíz de confianza, florezca en cada uno de nuestros corazones.

 

©2020 por Un puente Reiki. Creada con Wix.com